ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

domingo, 6 de agosto de 2017

TABORES NECESARIOS PARA EL CAMINO

El Tabor es un momento de Gracia, y de agradecimiento al Señor. Porque, en él nos revela su Divinidad, y también el plan de su Padre, la Ley con Moisés y, con Elías, los Profetas. Queda claro que es el enviado, el Mesías. Sobre todo al escuchar, Pedro, Santiago y Juan que, "Jesús es el Hijo, el amado, el predilecto. Escuchadlo". Es decir, nos invita a hacer su Voluntad, a imitarle y seguir sus consejos, practicándolos y llevándolos a nuestras vidas.

Realmente nos hacía falta Señor ante tantas tribulaciones, pruebas, y tempestades de este mundo. Necesitábamos una parada y quedarnos rendidos y prendados de tu Majestuosidad y Divinidad. Necesitábamos una inyección de ese calibre. Y el testimonio de Pedro, Santiago y Juan, en el Evangelio de Mateo, nos lo trasmite. Gracias, Señor, por tanta hermosura y maravilla y por tanta prueba de amor. Gracias, Señor, por ese empuje que nos anima y nos abre la esperanza de saber que nos espera y quien nos espera.

Gracias, Señor, por ese adelanto de lo que va a suceder al final de los tiempos y de tu triunfo ante la muerte que te esperaba. Gracias, Señor, por descubrirnos, mostrándonos tu Divinidad, el camino a seguir, e invitarnos a bajar de la nube, donde perdemos la noción del tiempo y del espacio, extasiados y maravillados mirándote. Gracias, Señor, porque, acompañados por Ti, que significa que no estamos solos, al camino de nuestra vida; a la lucha de cada día; a nuestros problemas de hoy y de mañana; a nuestras batallas contra las tentaciones, las dudas, las ambiciones, los egoísmos, las envidas y soberbias y muchas cosas más, que nacen de nuestros maltrechos corazones. 

Y te pedimos, que, como el resplandor tan blanco de tu Rostro, Señor, limpies nuestros corazones de toda mala intención y llénalo de pureza, de bondad, de justicia, de humildad, de mansedumbre y amor. 

No hay comentarios: